Un buen gobierno corporativo necesita un directorio independiente