Manifiesto del Directorio del Grupo Graña y Montero

A todos los peruanos,

Muchos compatriotas se preguntan desconcertados cómo una empresa como Graña y Montero pudo verse involucrada con una empresa extranjera acusada de corrupción. Sobre todo porque es la principal empresa peruana de ingeniería y construcción que conocen ellos, y que conocieron sus padres y sus abuelos, pues durante casi cien años ha acompañado el desarrollo del Perú, construyendo sus más importantes obras públicas y sus más emblemáticos edificios.

Aunque no tenemos todavía todas las respuestas para este suceso, el Directorio se siente en el deber de decirles que el Grupo Graña y Montero lamenta profundamente que se hayan sentido defraudados por la empresa. Este sentir va también para los más de 28,000 trabajadores que han hecho de la compañía el primer grupo constructor del Perú, y que, cada día, terminan su trabajo orgullosos de contribuir al bienestar y la prosperidad de millones de familias en el país.

El nuevo Directorio, conformado mayoritariamente por profesionales independientes, desea expresar que en Graña y Montero estamos firmemente comprometidos con la transparencia y la integridad. Y, en ese sentido, hemos tomado una primera decisión: presentar el Programa “Comprometidos con el Futuro”, por el que a partir de ahora se guiarán todos nuestros actos.

Tal como se anunció oportunamente al mercado, como consecuencia de la situación hemos puesto en marcha una investigación interna a cargo de una empresa internacional independiente de primer nivel. Esto sin perjuicio de seguir colaborando con las autoridades correspondientes en las investigaciones que se vienen efectuando.

“Comprometidos con el Futuro” empezó ya, y supone lo siguiente:

  1. Estamos conformando un Consejo de Asesores externo, que será compuesto por prestigiosos expertos en las mejores prácticas de Buen Gobierno Corporativo.
  2. Se ha creado un nuevo Comité de Riesgos, Cumplimiento y Sostenibilidad, cuya función será identificar y neutralizar los posibles riesgos a los que se podría enfrentar el Grupo, garantizando el fiel cumplimiento de las más exigentes prácticas de Buen Gobierno en el mundo. A este Comité se le ha encargado el monitoreo de la investigación interna, reportándole directamente al Directorio.
  3. Fortaleceremos la capacitación a todos los empleados, con énfasis en los Directores y Gerentes, en lo relativo a Programas Anticorrupción, con la supervisión de las más reconocidas instituciones internacionales.
  4. Estamos revisando profundamente nuestras políticas de todo tipo de asociación con otras empresas.
  5. Estamos reforzando nuestros controles en los procesos de contrataciones públicas con el Estado.
  6. Estamos poniendo en marcha una nueva política de relacionamiento con proveedores, clientes y ciudadanos, para mejorar la exigencia de nuestros procesos.

Todos los avances de estas seis iniciativas serán difundidos sostenidamente, porque nos sentimos en la obligación de mantenerlos informados de su cumplimiento.

En Graña y Montero somos conscientes de que cualquier esfuerzo que hagamos será poco para recobrar nuestro buen nombre y credibilidad. Pero, pueden estar seguros que nuestro Grupo está totalmente comprometido en recuperar la confianza de los peruanos y en seguir siendo la gran empresa que durante muchos años ha llenado de orgullo al país.

Augusto Baertl M.

Presidente del Directorio